Ropa interior térmica

Categoria: Archivo Ropa
Tag:
Condividi:

Para qué sirve

La ropa interior térmica, como su nombre indica, es un conjunto de complementos cálidos y envolventes que se usan debajo de la ropa en contacto directo con la piel. Estas prendas se caracterizan por sus excelentes propiedades aislantes y son ideales, si no indispensables, para las personas que deben permanecer al aire libre durante largos periodos durante los meses más fríos del año. Quienes viven en lugares climáticamente desfavorables en invierno, como la montaña, pueden beneficiarse enormemente del uso de ropa interior térmica, al igual que las personas que trabajan al aire libre durante todo el año o los amantes de practicar deportes de nieve. La ropa interior térmica mantiene alta la temperatura corporal, garantizando comodidad y calidez incluso en las condiciones más difíciles como nieve, hielo o viento. La ropa interior térmica también es ideal para las personas que practican actividades al aire libre en los meses más fríos del año, como corredores, pescadores, cazadores, pero también ciclistas, futbolistas y muchos otros deportistas que no se dejan desanimar por las bajas temperaturas. Siguiendo con el tema del deporte, nada mejor que una buena ropa interior térmica para ir al estadio y ver un partido de fútbol sin pasar frío en las gradas. La ropa interior térmica realmente puede marcar la diferencia en las condiciones más extremas, siempre y cuando esté confeccionada con materiales aislantes de primera calidad que además tengan buenas propiedades transpirables y cierta suavidad en contacto con la piel. Existen modelos de ropa interior térmica para hombre, mujer y niño, para que todos tengan la oportunidad de protegerse adecuadamente de las bajas temperaturas.

Tipos

La idea detrás de esta prenda en particular es que exista un aislamiento efectivo gracias a las fibras del tejido que retienen el calor. Al mismo tiempo, la ropa interior térmica debe permitir que el cuerpo respire y se libere del sudor permaneciendo siempre seco: de hecho, es precisamente la ausencia de humedad lo que impide que el calor se disperse a través de la piel. En el sentido más clásico del término, la ropa interior térmica se compone de "dos piezas", es decir, una chaqueta de manga larga y un pantalón largo. Es posible llevar sólo una de estas dos prendas dependiendo de tus necesidades, las condiciones climáticas y la actividad al aire libre que tengas que realizar. También existen pantalones cortos térmicos y camisetas de manga corta, que garantizan calidez y comodidad principalmente en el torso y, por tanto, son adecuados para temperaturas menos rígidas. En el otro extremo de la gama también se encuentran los modelos de una sola pieza, que al no tener división entre la parte superior e inferior permiten obtener cierta ventaja en cuanto a retención de calor. Sin embargo, esta ropa interior no se encuentra precisamente entre las más prácticas de llevar, tanto cuando hay que ponérsela como cuando hay que ir al baño.

Materiales

Los materiales con los que están confeccionadas las prendas interiores térmicas son de fundamental importancia en la elección, ya que algunos tejidos se caracterizan por tener mejores propiedades que otros. Muy a menudo, en este sentido, la ropa interior térmica se produce con una combinación de diferentes materiales para lograr las mejores prestaciones en términos de aislamiento, portabilidad y comodidad. Estos son algunos de los principales tipos de tejidos con los que se pueden fabricar estos accesorios:

  • Algodón : es un material de origen vegetal, lo que hace de su suavidad y suavidad al contacto con la piel sus mejores ventajas. Sin embargo, el algodón tiende a absorber la humedad y esto puede anular los efectos positivos mencionados anteriormente, haciendo que la ropa interior sea incómoda y fría para la piel a largo plazo. Sin embargo, el algodón es barato, por lo que elegir ropa interior térmica hecha de este material es conveniente cuando planeas no realizar actividades que te hagan sudar; sin embargo, no se recomienda para trabajadores y deportistas;
  • Poliéster : es un material sintético que permite respirar la humedad producida por la piel, por lo que en caso de esfuerzo físico intenso, la ropa interior de poliéster es una buena opción. El poliéster también es liviano, fácil de lavar y de secar, y al absorber la humedad reduce la pérdida de calor debido a la evaporación. Los aspectos negativos ligados al poliéster, sin embargo, se deben a que este tejido sintético puede generar malos olores y es inflamable;
  • lana : es uno de los materiales más antiguos que el hombre conoce y utiliza para protegerse de las bajas temperaturas. La lana es sin duda muy cálida, pero también tiene algunos defectos: puede provocar picores e irritaciones en la piel, sin olvidar que con el tiempo este material absorbe humedad, generando desagradables sensaciones de frío y malestar.

Calcetines térmicos

Mención aparte merecen los calcetines térmicos, realmente indispensables cuando hace mucho frío ya que los pies son la parte del cuerpo más propensa a perder calor. También existen diferentes tipos de estos complementos en función del material del que están fabricados, que generalmente puede ser sintético (poliéster) o natural (algodón o seda). Llevando un buen par de calcetines térmicos podrás mantener los pies calientes incluso en los días más fríos, siempre que por supuesto uses un calzado ideal para las bajas temperaturas. Estos complementos dejan escapar la humedad producida por la piel, lo que aporta a los pies una sensación de calidez y confort. Quienes practican deportes al aire libre en invierno, como esquí, snowboard, raquetas de nieve u otras actividades físicamente intensas, pueden optar por calcetines térmicos reforzados en los puntos más tensos, es decir, la puntera, el talón y, a veces, las espinillas. Gracias a estos modelos acolchados, el pie estará protegido de la formación de callos, ampollas y otras heridas por el roce. Los calcetines térmicos utilizados por esquiadores, pescadores y otros amantes del aire libre suelen llegar justo por debajo de la rodilla y son ideales para usar con botas o botas de esquí. Sin embargo, muchas personas también utilizan estos calcetines especiales en la vida cotidiana, por ejemplo para ir a la oficina o al colegio, pero también para mantener los pies bien calientes en casa o bajo las sábanas.

Cómo elegir una buena ropa interior térmica

Cuando necesites ropa interior térmica, antes de proceder a la compra conviene evaluar detenidamente varios aspectos para identificar el modelo adecuado para ti. Esto significa considerar en primer lugar sus necesidades de uso, pero también las condiciones ambientales en las que se utilizará la ropa interior térmica. En cuanto a los materiales, un buen equilibrio entre comodidad y precio lo representa la ropa interior térmica fabricada con una mezcla de fibras de algodón y poliéster, más cálida que el algodón puro pero menos propensa a la formación de olores desagradables. Lo mismo ocurre con la lana, que mezclada con materiales sintéticos resulta más suave y transpirable. Generalmente se puede considerar un buen porcentaje de poliéster entre el 20 y el 30%. Antes de adquirir ropa interior térmica, siempre será mejor probarla en persona, para entender las diferentes sensaciones que cada modelo es capaz de transmitir. A la hora de probarse un modelo en la tienda es aconsejable realizar grandes movimientos con el torso, piernas y brazos para asegurarse de que la prenda no se enrolle en los pliegues y no provoque rozaduras que a la larga puedan resultar molestas. Hay personas que prefieren comprar ropa interior térmica la mitad o incluso una talla más pequeña que la suya, para minimizar el movimiento del tejido pero también para no comprometer el ajuste de los polares, chaquetas y pantalones que se usarán encima. La idea en sí es buena; Pero tenga cuidado, porque algunos modelos de ropa interior térmica, dependiendo del material del que estén hechos, pueden encoger ligeramente después del lavado. Esto sucede frecuentemente, por ejemplo, con la lana.

Publicato: 2013-01-30Da: Redazione

Potrebbe interessarti

Sistema antirrobo inalámbrico en kit: cómo elegirlo

Casi todos los robos se producen cuando no hay nadie en casa, y en los últimos años los hurtos en viviendas han aumentado, hasta el punto de que, según algunas estimaciones, se han sustraído bienes por valor de unos 40 millones de euros, prácticamente un robo cada 2 minutos. Por este motivo puede resultar interesante equiparse con un kit antirrobo inalámbrico, un sistema de bajo coste que puede ayudarte a que tu casa sea a prueba de ladrones.

2021-09-26Redazione

Alarma antirrobo para el hogar: cómo elegirla e instalarla

La alarma antirrobo para el hogar es un producto tecnológico que requiere mucho cuidado en su elección porque es a él a quien confiamos nuestra tranquilidad cuando estamos en el apartamento y especialmente cuando salimos. Entre sistemas perimetrales, sensores volumétricos, tecnologías de infrarrojos, microondas y radio, la elección suele ser realmente complicada, aquí tienes una guía que te ayudará a arrojar algo de luz.

2021-09-01Redazione
Migliori cover Samsung S9

Las mejores fundas para Samsung Galaxy S9

Cuando se compra un smartphone del calibre del Samsung Galaxy S9 no se puede simplemente esperar no rayarlo ni estropearlo: se hace necesario comprar una funda que actúe como protección pero que también sea capaz de realzar la apariencia estética y la funcionalidad del teléfono.

2018-05-24Redazione
Migliori cover iphone x

Las mejores fundas para iPhone X

El iphone Dado su considerable coste, se recomienda encarecidamente utilizar una funda que proteja el teléfono inteligente preservando al mismo tiempo su integridad y funcionalidad. Y es que hay tantas fundas diseñadas y creadas específicamente para el iPhone X: veamos cuáles son las mejores.

2018-01-17Redazione