Cómo alisar una pared

Come rasare una parete
Categoria: Archivo Hogar
Tag:
Condividi:

Qué es el afeitado de paredes y en qué consiste

El alisado de paredes es uno de los tratamientos más importantes que permite obtener paredes internas o externas perfectamente lisas y constituye la fase de finalización del yeso gracias al uso de una pasta particular que se coloca sobre un instrumento y luego se aplica a la pared para ser tratado. El proceso de acabado alisado es la mejor opción cuando nos enfrentamos a una estructura a renovar caracterizada por yesos viejos, o en el caso en el que es necesario realizar parches en puntos específicos de una pared. El alisado también tiene como finalidad dejar la pared lista para ser revestida con papel pintado u otros revestimientos que requieran una pared base perfectamente lisa, compacta y lo más uniforme posible. Cualquier tipo de pared puede ser sometida a este tratamiento, ya sea una pared exterior que necesitará ser pintada o una interior que sufrirá una serie de procesos posteriores y diversas aplicaciones de materiales. Mediante el proceso de raspado le damos a la pared la porosidad adecuada, para luego obtener un resultado óptimo tanto desde el punto de vista estético como de durabilidad; este último aspecto es de fundamental importancia y es por ello que todo el trabajo debe realizarse de manera profesional; cuando tan solo una fase de todo el proceso no se realiza de acuerdo con los requisitos, el resultado puede no ser el óptimo y es por ello que también puedes optar por un equipo de profesionales que realicen habitualmente este tipo de trabajos. El alisado de paredes no es fácil de conseguir y depende mucho del tipo de pared a tratar y de las dificultades que se puedan encontrar, de los materiales que se elijan y de las herramientas para aplicar los productos. En la mayoría de los casos nos encontramos ante paredes con imperfecciones menores las cuales se pueden solucionar fácilmente con la aplicación de una pasta o estuco para tapar las grietas o imperfecciones generales; Otras veces, sin embargo, especialmente cuando se trata de casas antiguas con condiciones particulares de humedad, el estuco puede resultar insuficiente como solución, si no inútil, y por tanto es necesario recurrir a operaciones más masivas y decisivas.

Cómo proceder al alisar las paredes.

Quien decida utilizar esta operación debe conocer el material que se utiliza y todo el equipo necesario para la aplicación. Para obtener el alisado se utiliza masilla de cal: hidrato de calcio que se obtiene apagando la cal viva con un exceso de agua, hasta obtener una pasta elástica y fina. Este material es un aglutinante natural que fragua al aire, compuesto de hidróxido de calcio y agua; Es muy versátil y lo utilizan pintores, pintores, instaladores profesionales pero también para el bricolaje. La cal masilla se utiliza sobre todo en la preparación de morteros por su capacidad para conferirles una excelente trabajabilidad y plasticidad; se puede adquirir fácilmente para su propio trabajo y está respaldado por indicaciones precisas que se muestran en la ficha del producto. Por eso es importante elegir primero el material que se utilizará para el trabajo que se desea realizar; Además, existen numerosos tipos de revoques para alisar entre los que elegir, que pueden ser a base de yeso o, alternativamente, a base de cemento. Estas últimas preparaciones también se utilizan para rematar y nivelar irregularidades en diferentes tipos de yeso. Si opta por el bricolaje, estas soluciones son sin duda más prácticas y permiten evitar errores por proporciones incorrectas durante la preparación del producto; La aplicación del producto debe realizarse con una herramienta metálica específica que sirva para distribuir uniformemente el producto en las paredes. Utilizando la herramienta se aplica el producto a la pared con un gesto brusco y rápido, inmediatamente después se debe triturar el compuesto alisador para compactarlo, se aplica una cierta presión para eliminar el exceso de producto. La presión aplicada durante esta fase y la técnica utilizada son de fundamental importancia: si se aplica demasiada presión, se eliminará demasiado material, si la presión aplicada es muy poca, el material tenderá a estar en exceso y comprometerá el éxito. . de trabajo. Aplicar el compuesto alisador puede resultar sencillo, pero en realidad implica un movimiento particular que requiere un mínimo de experiencia; Esta actividad suele confiarse a operadores expertos que tienen la capacidad de uniformar al máximo el producto en la pared y evitar la formación de desniveles entre una zona y otra de la pared en cuestión. Un aspecto importante y no secundario lo representa el estado del muro que se pretende nivelar, ya sea una construcción antigua o una construcción nueva. Si la pared está en buen estado y parece compacta, probablemente sea suficiente una sola mano de papel de lija de grano 80-100 y, por tanto, bastante gruesa, sólo cuando el cemento y la cal se hayan secado por completo. Habitualmente esta fase de secado en construcciones nuevas implica un período de hasta treinta días, o en todo caso un período suficiente para poder utilizar una lija y no correr el riesgo de quitar el material equivocado, comprometiendo así todo el trabajo. De hecho, una vez pasada esta fase de secado, sólo se podrá proceder a la operación de pintura después de haber pasado un cepillo suave por la pared que servirá para eliminar el polvo y los pequeños fragmentos de yeso que hayan quedado adheridos a la pared.

Cuando es necesario enlucir las paredes a alisar.

Un inconveniente que necesariamente obliga a posponer la pintura de la pared es la formación de agujeros o cráteres, visibles a contraluz y al observar la pared de frente y de lado. Cuando se presenta tal situación es fundamental actuar rellenando estas imperfecciones, utilizando un bote de estuco o pasta para paredes; el material debe aplicarse con una espátula suave y procurando no exagerar con las cantidades: de hecho se recomienda utilizar cantidades muy pequeñas para evitar que el estuco se desprenda en el futuro, debido a condiciones climáticas adversas como en el caso de humedad excesiva. El estuco y la humedad son enemigos entre sí: el primero no se adhiere en condiciones particulares de humedad, como en sótanos o sótanos sin aislamiento, y por lo tanto corre el riesgo de desprenderse de las paredes, dañando la pintura o el papel pintado aplicado en la pared. Generalmente, el estuco se puede encontrar en dos formulaciones: polvo y pasta; La versión en polvo requiere preparación, mientras que la versión en pasta está lista para usar y, por lo tanto, se recomienda para bricolaje. Evidentemente, el estuco en pasta tiene un tamaño de grano más fino y, por tanto, menos eficaz para renovar el soporte de manera óptima en comparación con el estuco en polvo, que en cambio es más adecuado para una renovación cualitativamente mejor de las paredes. Después de la fase de rejuntado será necesario esperar para que el material solidifique; el tiempo previsto es de 6/8 horas aproximadamente, para luego concluir esta fase y poder lijar con una lija fina, normalmente de grano 150, para no quitar demasiado material e intentar, al mismo tiempo, nivelar la superficie tratada.

Operaciones de acabado en el proceso de alisado de paredes.

Una vez obtenida una pared sin agujeros ni cráteres se puede proceder a la aplicación del fijador, muy importante para completar la preparación de la pared para pintar o pegar papel pintado. El fijador es un aislante que se aplica preferentemente con rodillo o brocha, ya que permite que el producto penetre más profundamente. La aplicación del fijador forma parte de la fase de acabado y tiene la función de compactar la pared y completar la fase previa al pintado. Existen reglas precisas para la aplicación de este material, para no tener sorpresas desagradables en las fases posteriores: en primer lugar, se deben respetar las dosis adecuadas para su dilución según lo prescrito en las instrucciones de preparación de cada paquete, la fase de aplicación debe ser homogéneo en todo el tamaño de la pared, finalmente se debe esperar el correcto período de secado de la imprimación según las necesidades y dependiendo de las condiciones climáticas. Uno de los problemas más comunes es cometer errores en la fase de dilución: si la dilución no es correcta y el fijador está en exceso respecto al diluyente, se corre el riesgo de que la pared quede demasiado brillante e impermeable y por tanto dificulte si no imposible la aplicación del color en la siguiente fase de pintura. Sin embargo, si se utiliza un producto demasiado diluido, se corre el riesgo de no obtener una pared lo suficientemente lista para la fase de pintura y por tanto el resultado puede no ser tan satisfactorio como se esperaba. La imprimación o fijador debe secarse durante aproximadamente dos o tres horas, con tiempos de secado más cortos para las estaciones cálidas y secas, como la primavera o el verano. Llegado a este punto continuamos pintando con el color elegido o con otra operación de acabado: aplicación de papel pintado, azulejos, adornos, pinturas con materiales particulares. De hecho, la finalidad del alisado es precisamente preparar las paredes para una operación posterior que puede consistir en pintar o aplicar un revestimiento como el encolado de papel pintado, que requiere una base perfectamente lisa para obtener un resultado óptimo y Evite encontrar dificultades durante la operación de pegado. Las ventajas del alisado no son sólo estructurales sino también estéticas: la superficie en cuestión es más elegante y permite rematar las paredes con las pinturas más dispares y crear cuadros elegantes y duraderos. Se pueden crear efectos decorativos más elaborados y valiosos, como el estuco veneciano, que requiere un fondo perfectamente liso que sólo el alisado puede dar a la pared. La base alisada también se puede utilizar para la aplicación de azulejos o losas decorativas de madera. El consejo más importante, a la hora de decidir alisar las paredes, es seguir al pie de la letra todas las instrucciones que aparecen en el embalaje de los materiales que adquieras; además, es fundamental no saltarse ningún paso ya que están estrechamente relacionados y de la correcta ejecución de cada una de estas fases depende el éxito del trabajo. Finalmente, es recomendable considerar las condiciones de los muros que se pretende tratar, ya sean construcciones nuevas o muros descuidados que necesitan adecuaciones; en este punto valoraremos la posibilidad de realizar la tramitación por nuestra cuenta o confiar en personal experto en el sector.

Publicato: 2016-04-29Da: Redazione

Potrebbe interessarti

Sistema antirrobo inalámbrico en kit: cómo elegirlo

Casi todos los robos se producen cuando no hay nadie en casa, y en los últimos años los hurtos en viviendas han aumentado, hasta el punto de que, según algunas estimaciones, se han sustraído bienes por valor de unos 40 millones de euros, prácticamente un robo cada 2 minutos. Por este motivo puede resultar interesante equiparse con un kit antirrobo inalámbrico, un sistema de bajo coste que puede ayudarte a que tu casa sea a prueba de ladrones.

2021-09-26Redazione

Alarma antirrobo para el hogar: cómo elegirla e instalarla

La alarma antirrobo para el hogar es un producto tecnológico que requiere mucho cuidado en su elección porque es a él a quien confiamos nuestra tranquilidad cuando estamos en el apartamento y especialmente cuando salimos. Entre sistemas perimetrales, sensores volumétricos, tecnologías de infrarrojos, microondas y radio, la elección suele ser realmente complicada, aquí tienes una guía que te ayudará a arrojar algo de luz.

2021-09-01Redazione
Migliori cover Samsung S9

Las mejores fundas para Samsung Galaxy S9

Cuando se compra un smartphone del calibre del Samsung Galaxy S9 no se puede simplemente esperar no rayarlo ni estropearlo: se hace necesario comprar una funda que actúe como protección pero que también sea capaz de realzar la apariencia estética y la funcionalidad del teléfono.

2018-05-24Redazione
Migliori cover iphone x

Las mejores fundas para iPhone X

El iphone Dado su considerable coste, se recomienda encarecidamente utilizar una funda que proteja el teléfono inteligente preservando al mismo tiempo su integridad y funcionalidad. Y es que hay tantas fundas diseñadas y creadas específicamente para el iPhone X: veamos cuáles son las mejores.

2018-01-17Redazione